Monday, July 29, 2013

RESULTADOS DE UNA REGRESIÓN IMAGINARIA, CONOCIMIENTO-PODER

Apareció primero en La Jornada Aguascalientes, dentro del suplemento /Autonomía 72 del 27 de julio de 2013


En la visión general, o al menos en la que nos quieren vender, los piratas son malos y el conocimiento es poder. Pero parece que desde hace un tiempo las cosas ya no son así.

Una de las frases célebres del filósofo inglés Francis Bacon, es Scientia potentia est (Conocimiento es poder) antes solo las élites dominantes tenían acceso a la educación, formal o informal, que les permitía mantener su estatus. Ahora  la barrera del acceso a la información ya no existe para quienes tenemos acceso a Internet.

Todavía existen barreras como tener la capacidad de ser crítico con esas enormes cantidades de información que Internet puede arrojar en solo segundos, y convertir esa información en conocimiento. No es fácil, pero ya son menos barreras,  si todo fuera peladito y en la bocas sería bastante aburrido.

Sin números, pero haciendo un “cálculo” a “ojo de buen cubero” si midiéramos la cantidad de información disponible en internet, el número de personas con acceso a internet en distintas sociedades (fijo o móvil) contra los cambios estructurales que han tenido esas sociedad, tal vez la correlación no resultaría lógica. Aunque encontraríamos extremos fabulosos como Islandia encarcelando a políticos y banqueros.

A nivel internacional tenemos casos como Wikileaks y Snowden. Edward Snowden, puede parecer un mercenario del espionaje estadounidense que cambió de bando y reveló los sistemas de espionaje de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) gringas, incluyendo el programa PRISM (que espía Facebook, Google, Apple, Microsoft, Yahoo, Dropbox y otros) a pesar de eso, el criminal es Snowden y los “buenos” siguen siendo quienes violan derechos a la privacidad escudados en su seguridad (de los gringos, la nuestra como mexicanos no, claro).

Wikileaks, a través de su fundador Julian Assange que lleva más de un año encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres, lanzó el jueves por Skype el Partido Wikileaks (WikiLeaksParty.org.au) y a sus candidatos para ser senadores australianos L. Cannold (especialista en ética) B. Kampmark (académico), K. Tranter (abogada), A. Broinowski (académico), G. Georgatos (fundador de Estudiantes Sin Fronteras), S. Rajan (defensor de los derechos de personas con discapacidades), y Assange. El partido tiene tres ejes: transparencia, rendición de cuentas y justicia.

Transparencia y rendición de cuentas, si toda la información de Internet no hace que las sociedades cambien estructuralmente, al menos podría pensarse que les exigirían a sus gobiernos esos dos ejes. En lo nacional tenemos usuarios de internet que no lo buscan, 9 de cada 10 mexicanos considera que los políticos son corruptos (Barómetro Global de la Corrupción 2013), la mitad de las comisiones del Senado no tiene portal o microstio web, para colmo la Comisión de Transparencia y Anticorrupción no tiene sitio web ni red social alguna. Transparencia no es solo internet, pero ese medio es más fácil para informar a la ciudadanía.

A nuestra ecuación también deberíamos incluir situaciones como la de la semana, ciudadanos armados tomando alcaldías, secuestrando policías y comandos narcos matando policías en Michoacán, mientras los Tender Topic para México en Twitter era la mediocridad de una selección de futbol, resultado de un sistema monopsónico de competencia entre los equipos nacionales.

¿Los mexicanos estamos usando Internet como fuente de información para cambiar nuestra sociedad? Parece que no y que solo somos espectadores de esos mares de información, y de información banal e inútil.

Recomendación para el fin de semana, conozca a los verdaderos piratas y vea el documental The Pirate Bay,Away From Keyboard (En español en YouTube).

Sea serio y dese cuenta de que la siguiente imagen es broma
...O no.

Monday, July 15, 2013

TIPOS DE DEBATE SOBRE DROGAS EN MÉXICO

Apareció primero en La Jornada Ags, en el Suplemento /Autonomía No. 71 del 13 de julio de 2013.

Las múltiples voces que alertan  la necesidad de un debate serio sobre la legalización de la marihuana en México no son nuevas, sin embargo es hasta ahora que el debate llegó a las agendas políticas en que puede tener consecuencias importantes. Los motivos sobran, la delincuencia, violencia y muertes que ha provocado la guerra a las drogas en cada país y región en que se ha implantado.

Podemos esperar dos tipos de debate, uno que parece va a encabezar Vicente Fox, lo inició hace tiempo y del 18 al 20 de julio realizará el Primer Simposio Internacional sobre Legalización de la Mariguana de Uso Médico en el Centro Fox, la entrada costará entre mil y mil 250 pesos, más 500 pesos por una cena de “honor” y “facilidades” para hospedarse en la Hacienda San Cristobal (dentro del que se encuentra el Centro Fox). El Centro Fox tiene entre sus socios a Carlos Slim, Emilio Azcárraga (Televisa) y Ricardo Salinas Pliego (TvAzteca). Como dicen en mi barrio “Apenas la piedra pal´putazo”.

El segundo tipo de debate, uno académico, serio. Tendrá diferentes voces, seguramente en algún momento se reunirán aquí en Aguascalientes, por el Programa de Política de Drogas (aún no nace) del Centro de Investigación y Docencias Económicas, Región Centro. Una recomendación para adentrarse en el tema (no es necesario ser académico) es el libro “La Mota” de Jorge Hernández Tinajero, Leopoldo Rivera y Julio Zenil.

“La Mota” tiene dos características que deben conocerse antes de leerlo, la primera es que los autores saben del tema. En lo personal lo puedo garantizar de Jorge Hernández Tinajero con quien participe (en mesas diferentes) en el Foro para la Construcción de una Política de Drogas en el glorioso Auditorio Ho Chi Minh de la Facultad de Economía UNAM, y en el III Seminario sobre Política de Drogas en América Latina. La segunda, se debe abrir el libro con los menos prejuicios posibles, los temas de drogas son casi tabú en nuestra sociedad y por eso tienen muchos mitos, casi siempre falsos.




Esos serán, seguramente, los dos tipos de debates sobre legalización de la marihuana en México, que veremos más temprano que tarde. El tema es urgente y nos corresponde como sociedad decidir si el mercado de drogas, que no importa cuánto se prohíba va a seguir, lo dejamos en vamos de la delincuencia organizada o del gobierno y la sociedad civil.

Tuesday, July 9, 2013

SOBRE ECONOMÍA INFORMAL EN MÉXICO

Parte de las colaboraciones que hace Paradigmas, con Dinero en Imagen.





Desde la perspectiva “ortodoxa” de la economía, el sector informal de la economía representa un serio problema de ineficiencia económica, se le ve como una enfermedad, casi como un cáncer social. Sin embargo, si se analiza desde otros enfoques, podemos darnos cuenta que no todas las economías son (ni deben ser) iguales y no siempre la informalidad es dañina.

En términos generales, el sector informal de una economía son todas las actividades económicas (no necesariamente constituidas como empresas) que no están registradas ante la autoridad gubernamental correspondiente, por lo que no pagan impuestos.

La ineficiencia que usualmente se asocia a dicho sector de la economía se origina del hecho de que son empresas pequeñas y poco tecnificadas. En los países subdesarrollados existe una gran cantidad de empresas de este tipo  mientras que los países desarrollados lo que priva son empresas de mediano tamaño con cierto nivel de tecnificación.

Así, desde la visión mainstream de la economía, si desaparecen las empresas pequeñas e improductivas, automáticamente (por las fuerzas de los mercados) quienes trabajaban en ellas pasaran a emplearse en las empresas grandes y productivas, produciendo más y a menor costo, aumentando el consumo e ingreso de las familias y en el largo plazo, convirtiendo al país en cuestión en un país desarrollado.


En México y Latinoamérica, esa visión de la economía falla por no considerar dos cuestiones básicas, una histórica y otra espacial. La cuestión histórica (al menos en México) es que el sector informal ha permitido mitigar muchas de las crisis del sector formal (incluso algunos afirman que el sector informal mexicano, alimenta al sector formal)