Wednesday, April 2, 2014

SOBRE CIENCIA REGIONAL Y CULTURAS PREHISPÁNICAS EN MÉXICO

-La gran Tenochtitlán-
El conocimiento del espacio en que habita una sociedad es fundamental pasa su desarrollo económico y social. El espacio geográfico no es únicamente el contenedor de las actividades económicas, es también donde se encuentran todos los elementos que definirán, en primera instancia, las condiciones materiales de vida. Dichas condiciones en estrecha relación con el grupo social moldearán el modo de producción que se desplegará en dicho espacio. El conocimiento geográfico y el análisis regional permiten conocer las particularidades del territorio, su población y recursos. Por lo tanto, mientras mayor sea ese conocimiento del espacio geográfico y regional, mayor será el potencial del desarrollo planificado de su sociedad.
El conocimiento que se tiene sobre el México prehispánico es muy escaso. De lo que se tiene registro es básicamente de la producción mesoamericana, por lo que el conocimiento de Aridoamérica es aún menor. Además, esos registros pueden tener ciertos sesgo ya que han llegado hasta nuestros días a través de cronistas como Pedro Mártir de Anglería, Hernán Cortés, Bernal Díaz del Castillo, por mencionar algunos. Y son pocos los que se conocen de primera mano, como los códices mixtecos de Nuttall, Bodlery y Vindobonense (que se conservan fuera de México, en el Museo Británico y la Biblioteca Nacional de Austria).  

El texto completo en Paradigmas.